En busca de mi mujer, en París. (Un viaje experimentalis)

Cansados del aburrimiento, la rutina se apodera de los días laborales y semana tras semana no mutan los acontecimientos, no tanto como los pronósticos del hombre del tiempo, la programación de la televisión.

Ante tal panorama uno se hace la pregunta existencial, ¿que puedo hacer para romper con este día a día?

Bien, te queremos dar una idea, que quizá te parezca un tanto descabellada o (a lo mejor es lo que andabas buscando).

Una experiencia de un fin de semana.

La idea es que en esta aventura seáis dos, “una pareja”, y os relato la experiencia vivida en primera persona para que podáis valorar vosotros mismos si os merece la pena.

Mientras que leéis este post os animo a que de fondo os pongáis esta música, y os dejéis llevar por las palabras y las notas de esta música. A experimentalis le gusta así.

Enero, no sé que día era pero si sabía que mi aniversario andaba muy cerca y este año no quería que fuese un año más de rosas, cena y regalito. Este año quería sorprender con algo diferente, algo memorable y me puse a indagar.

Buscando por internet me dije, un viajecito de un fin de semana……..¡SI!, no es tan mala idea. Donde?, no voy a ir a las Alpujarras, se trata de que sea algo memorable, agradable romántico y digno de llamarse aventura. Entonces me tope con una pista.

Destino: París

Fecha: 12 de febrero y vuelta el 14

Adultos: 2

Hotel: Hotel Seven París (Ubicación perfecta)

Precio: Era mi aniversario, tenía que sorprender. Aquí podeís encontrar más info sobre el Hotel.

Bueno ya tenía el continente, pero quería algo más, (El amor te hace ser creativo), necesitaba un contenido.
La idea que se me ocurrió leyendo un artículo de Lonely Planet. Consistía en hacer un viaje en pareja, cada uno de nosotros viajaría en vuelos diferentes. Llegaríamos a París y hay empieza todo.

kiss-me-under-the-tour-eiffel

Deberíamos de encontrarnos al día siguiente en París, elegimos un lugar muy concreto donde nos encontraríamos al día siguiente a las 12:00 del medio día, en alguno  de los bancos del Parque de Luxemburgo, en el “Corazón de París”.

El viernes día 12 cada uno  debería buscarse la vida para encontrar un hotel y dormir durante una noche. Los dos elegimos hoteles diferentes en el mismo distrito, yo fui al Montparnasse Saint Germain, está situado en París, a los pies de la famosa torre.  Montparnasse – 14º distrito es una opción genial para los viajeros interesados en ver monumentos, visitar museos y la cultura. Os dejo más información aquí, un hotel con buena relación calidad precio, y muy recomendable.
Mi mujer se alojo en el Le Clos Medicis, un hotelito con mucho encanto que ella se encargo de reservar antes de nuestra salida. Sus comentarios fueron muy positivos, e incluso y subrayo su atento servicio y el gran banquete que se dío en el desayuno. Os dejo más info de este hotel, buena relación calidad precio, el resto lo valoráis vosotros.

Justo llegando al aeropuerto de París tengo que decir que la presencia policial se dejaba notar, y había mucha vigilancia, pero salvo entendiendo el por que, yo lo veo conveniente e incluso obligatorio. Tengo que confesar que existe cierto temor, pero solo fue algo pasajero, y todo fue como esperábamos.

Ya en París, esa misma tarde, estaba emocionado y creo que alguna mariposilla se colo en mi estómago, pensando que al día siguiente me iba a reencontrar con mi amor e íbamos a celebrar nuestro aniversario.

Paris

De alguna manera, te preocupas un poquito por tu pareja, donde estará, habrá llegado bien, y para que los dos nos sintiésemos un poco más tranquilos, quedamos en que si hubiese algún problema nos llamaríamos por teléfono. Si ocurría alguna emergencia o uno de los dos no podía llegar a la cita.

Fue pisar la salida del aeropuerto de París y me convertí en aquel niño indio de la película Un indio en París, ganas de verlo todo, de no dejarme ningún detalle y siempre con la boca abierta. Era mi primera vez en esta ciudad.

Web Hosting

Me deje llevar, me confundí dos veces de autobús, creo que me di un buen paseo antes de llegar al hotel, y como buen turista yo, papel en mano, mostrando a los viandantes. Que gran verdad esa de que “preguntando se llega a Roma”.

Una vez en hotel, después de haberme acomodado decidí salir a cenar y dar un paseo por París de noche. Os tengo que decir que es un lugar maravilloso y lleno de encanto donde ciertos habitantes salen cuando llega la noche. Un lugar romántico, y creo que la palabra romántico la inventaron en París, puesto que la describe a la perfección.

sorbonne-paris-1024x768

Mi mujer según me contó, coincidió conmigo, lo primero fue llegar al hotel y después salir a cenar. La verdad es que esa noche no me hubiese gustado encontrarme con ella aunque estábamos cerca. Esa noche era para nosotros. Y sabiendo que ella estaba ahí y que mañana nos veríamos, lo hacia más emocionante.

Después de haber cenado un sándwich y haberme tomado un té, me dirigí al hotel.

Calles-de-Paris

A la mañana siguiente desperté, como en un sueño, abrí la ventana y estaba ahí en París, y tenía que darme prisa porque tenía que buscar a mi mujer en esa ciudad.

Y justo a las doce del medio día, allí estaba, en la entrada del parque Luxemburgo buscando a mi amor. Un día especial, una ciudad especial y gran plan y con la persona perfecta.

Disfrutamos del resto del fin de semana conociendo París, de la mano. Bebiendo champan en la cama de un hotel memorable el Hotel Seven y después llegó el momento de expresar nuestro amor por medio de nuestros cuerpos.

Pareja-en-la-Torre-Eiffel

Atreveos a una aventura similar, no le pongáis limites y romper con esa rutina que os desborda.

Un viaje inolvidable, una experiencia única, que estamos repitiendo una vez al mes, en una micro escapada con contenido.

Os recomiendo que al viaje le añadáis una experiencia, algo que recordar, porque al fin y al cabo, viajar es experimentar.

 

Si te ha gustado este artículo, te recomiendo: Holi Festival De Los Colores En La India

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *